Fin de año violento en Caracas venezuela deja 542 muertos

Fin de año violento en Caracas venezuela deja 542 muertos. El mes de diciembre fue el más violento de todo el año en Caracas, a juzgar por la cantidad de cadáveres que recibió la morgue de Bello Monte. En total, murieron 542 personas en el área metropolitana. El número de muertos en noviembre fue de 512, mientras que en octubre fue de 532.
La cifra de diciembre fue un 15 por ciento menor a la de 2011, cuando se registraron 623 fallecidos. Sin embargo, de acuerdo con el periódico venezolano El Nacional, hubo muchos cadáveres que fueron guardados en las cavas de los hospitales para manipular los datos. Dichos cuerpos pasarán a engrosar las cifras de la violencia en enero de 2013.
El diario añade que entre la tarde del viernes 28 de diciembre y el lunes a la madrugada fueron reportadas 31 muertes violentas. La cifra se elevó a 43 si se toma en cuenta los casos reportados durante el último día del año y las primeras horas del 1° de enero.
El mes pasado, dos especialistas en seguridad vaticinaron que la violencia aumentará un 10 por ciento en Caracas, teniendo en cuenta que entre los meses de enero y octubre de este año, el promedio diario de homicidios en la ciudad se sitúa en 10,7.
“La eficiencia de los programas y las medidas ha brillado por su ausencia, y creo que en el corto tiempo no mejorará”, dijo Pedro Rangel, del Incosec. Según Roberto Briceño, del Observatorio Venezolano de la Violencia hay una “espiral de violencia” en la capital.
Venezuela no tiene un conflicto armado, pero el aumento de los índices delictivos en la última década la sitúa como el tercer país más inseguro del continente. El ranking, sustentado en las tasas de homicidios de un informe de Naciones Unidas, lo encabezan Honduras y El Salvador, dos naciones centroamericanas que pasaron de una guerra de guerrillas a una sangrienta lucha de las maras (pandillas armadas).
Con una tasa oficial de 48 homicidios por cada 100 mil habitantes, Venezuela supera a México, cuya tasa se ha mantenido estable en 18 asesinatos por cada 100 mil habitantes, a pesar del conflicto armado con el narcotráfico. También está por encima de Colombia, que logró bajar ese indicador a 41,8% en dos décadas, en medio de una guerra de grupos irregulares y una lucha encarnizada entre cárteles de la droga.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA DESTITUCIÓN DE DILMA: UNA CANALLADA

Juan El pequeño indigente

EL PLD VEINTE AÑOS DESPUÉS Listín Diario | “Observatorio Global”